Jenna Ashley en una intensa sesión de BDSM

Jenna Ashley es demasiado hermosa para perder el tiempo castigándola en vez de follársela pero para este amo resultó ideal para una buena sesión de BDSM.

Sesión de BDSM con Jenna Ashley

Jenna Ashley es una rubia que, por su imponente belleza natural coronada por un culo de campeonato y un par de tetas de muerte, inevitablemente podría lograr lo que se propusiera ya que es una mujer irresistible. Por suerte para todos nosotros, decidió dedicarse al porno así que podemos darnos el gusto de conocer su hermoso cuerpo desnudo en detalle y de verla follando de todas las formas posibles en los tantos videos porno suyos que hay en internet. En este video porno de fetiches, el que se da el gusto de disponer de su cuerpo es un amo muy perverso, severo y dominante que ha hecho con ella algo que tal vez nosotros nunca haríamos: perder el tiempo atándola, inmovilizándola en diferentes cepos, amordazándola y castigándola en vez de follársela a la primera apenas la tuvo en bolas frente a sus narices.

Para un amo como el que domina a Jenna Ashley en este video XXX de BDSM, tener a su disposición a una esclava como ella es un verdadero placer y la tentación de hacerle las guarradas más increíbles y de dominarla durante varias horas es irresistible, pero el deseo de penetrarla se hace más intenso a cada segundo y es por eso que cuando la tuvo a cuatro patas en un cepo con el culo en pompa y la cabeza a la altura de su polla, lo primero que hizo fue masturbarla e inmediatamente sacó la tranca para clavársela en la boca y empezar a taladrársela.

Publicado por Porno y Porno el lunes 24 octubre, 2016

Videos XXX de:  Fetichismo · Masturbándose · Mamadas · Pornostars 

Pornstars:  Jenna Ashley 

Videos XXX interesantes:

Esclava mulata disfruta de una sesión de BDSM

Esta mulata sumisa, morbosa y obediente había participado de muchas sesiones de BDSM pero en ninguna la habían humillado tanto como en esta.

Mulata enculada brutalmente en sesión de BDSM

La mulata se cansó de pedir que se apiadaran de ella y dejaran de taladrarle el culo mientras la tenían inmovilizada a cuatro patas con el ojete en pompa.

Ashley Adams es la última víctima de Bruno Dickemz

Ashley Adams, en el rol de una autoestopista cachonda, se monta en la camioneta de Bruno Dickemz y, como era de esperar, acaban follando intensamente.

Masajes y sexo anal por el mismo precio

Menuda sorpresa se llevó este chaval mientras le estaban dando los masajes, sin embargo, estaba tan caliente que aprovechó para romper ese culo delicioso.

Se ponen a comerse los coños en la clase de yoga

La profesora de yoga dejó a solas a sus dos alumnas y las guarras se pusieron tan cachondas por la situación que acabaron comiéndose los coños.

Dominación en público de una rubia sumisa

Esta vez a la esclava rubia le tocó exhibirse en público y comerse la polla enorme de un negro al aire libre después de que se la follaran en el autobús.

La jovencita morena se dejó follar por el masajista

Una jovencita morena muy tímida que ni siquiera se atrevía a desnudarse acabó comiéndose la polla del masajista y dejándose follar como una perra en celo.

Una polla negra enorme para Jenna Ivory

La rubia Jenna Ivory es una fanática de las pollas negras bien grandes y en este video porno de sexo interracial se come una con mucho entusiasmo.

Dos lesbianas fetichistas practican el BDSM

Dos lesbianas punks fetichistas tienen un apasionante encuentro sexual en el que hacen todas las guarradas relacionadas con el BDSM que les gusta.

Sexo lésbico entre dos jovencitas rubias

En este video porno de lesbianas Ashley Roberts y Jamey James son dos amigas rubias que deciden explorar sus cuerpos con sus lenguas y sus manos.

Quién no quisiera follar con Ashley Starr

En este video porno de MILFs la rubia tetona Ashley Starr hace delirar de placer a su compañero de escena chupándole y cabalgándole la polla .

Sexo interracial con una jovencita de 18 años

Jenna J Foxx acababa de dejar de ser virgen y tenía apenas 18 años cuando decidió incursionar en el mundo del porno y convertirse en una exitosa pornostar.